Accidentes


"Los accidentes suceden donde menos se espera, conduzca con cuidado"


Ayer estábamos en el edificio de aulas de la Universidad donde estudio, y aproveché el recreo para devolver la bufanda a Natassha. Los cinco minutos se hacen cortos, especialmente si el docente tiene la buena costumbre de llamar lista apenas toca el timbre.
Corrí por el costado de la escalera y perdí el equilibrio. Caí en el suelo de cemento, apoyando mi mano y mi rodilla derecha.
Ahora están desinflamadas y con menos dolor que ayer. No pude viajar a Mendoza con mis amigos del club Kerispén. No pude rendir Psicología Laboral (el examen es escrito y soy diestra), no pude ir a la clase de canto con Evelyn Miranda... el Pabellón de Música parece más lejano cuando uno renguea.
Y ahora el cielo se puso gris, está tronando y comienza a lloviznar.

Por otro lado, pienso que es importante aprender a dar gracias.
Agradezco a Natassha por desinfectar la herida de mi rodilla.
Agradezco a Jacqueline por avisar al profesor que tuve un accidente.
Agradezco al bedel por conseguir un automóvil para traerme a casa.
Agradezco a Vania por ayudarme a aliviar el dolor y prestarme el celular.
Agradezco a Daniel Leiss por entender la situación.
Agradezco a Mitsu por orar conmigo antes de viajar con el club.
Agradezco a Janet Soto por venir a visitarme con su madre antes de partir a Mendoza.
Agradezco a Neii Alfonso por darme de comer y programar el canal en Ruso para que no me aburra.
Agradezco a Yandy por tranquilizarme en cuanto a la gravedad de los golpes.
Agradezco a Evelyn Miranda por permitirme faltar a la clase de canto.
Agradezco a Dios por enseñarme a tolerar la frustración.

Comentarios

xurxo ha dicho que…
Que te mejores :)
Algarrobo ha dicho que…
que pedazo de foto!
seguro que ya estas mejor del accidente! o eso esperamos
Jedidías ha dicho que…
Sí, hoy puede caminar hasta la iglesia... queda a tres cuadras, pero ya es un avance. Gracias Algarrobo!

Entradas populares